rss search

Que hay detrás de tus #FF

line

Hace algunos meses, cuando empecé a estar más activa en mi cuenta de Twitter, me tuve que dar a la tarea de aprender casi de un día para otro el argot y las costumbres propias de la comunidad twittera.

Una de las cosas que llamó más mi atención fue la etiqueta (hashtag o HT en inglés) #FF acompañada de las cuentas de algunos usuarios y la recomendación para seguirlos. En un principio no me percaté que esto sucedía solamente los viernes, pero no tardé mucho en que me quedara bien claro. Y entonces… entré en la dinámica del #FF sin ni siquiera investigar bien de que se trataba.

Ahora que creo tener un poco más claro cual es la finalidad de una cuenta de Twitter a nivel personal, y el hecho de que con el tiempo fui cambiando mi perspectiva con respecto al #FF, les comparto aquí algunos datos interesantes además de mi opinión y postura con respecto a esta costumbre.

#FF originalmente era #FollowFriday. Lo inició Micah Baldwin a mediados de enero del 2009 con el siguiente twit:

 

La propuesta gustó y se extendió rápidamente. Hubo incluso un intento por crear un HT en español para este mismo fin sin embargo al abreviarse #FollowFriday con #FF dejó de ser necesario y popular.

La idea original era excelente. Usuarios con más experiencia recomendaban a los recién llegados seguir a sus amig@s. Esto emula el comportamiento normal de las personas en la vida “real” cuando intentan integrarse a una nueva comunidad:

Llegas a una nueva escuela, barrio, trabajo, etc, y las personas que vas conociendo te presentan nuevos amig@s, te hablan de ellos, te dicen quien si y quien no. Tu puedes aceptar los consejos -o no- y poco a poco empiezas a relacionarte con más personas. Algunos de ellos se mostrarán interesados en ti, algunos otros no. También es probable que cometas errores y te relaciones con personas que no tienen afinidad contigo y luego dejas de verlos. Y lo más interesante… conoces a personas con quienes no tenías idea que eras afín. Así con el tiempo… se van definiendo tus círculos de amigos, conocidos, extraños interesantes, etc.

Esto mismo sucede en Twitter con #FF cuando es bien llevado y es de bastante ayuda para quienes se están iniciando. Sin embargo, cuando los usuarios empiezan a abusar o a darle un uso distinto a la intención original, se vuelve confuso.

Hay usuarios que acostumbran enviar #FF de la manera correcta:

#FF a @talusuario por tal motivo

Hay quienes los envían a manera de un saludo, o lo hacen con la intención de “te doy un #FF para que me des un #FF”; los hay también aquellos que no incluyen texto en su mensaje, sólo usuarios. Luego están las respuestas y retwits… tu TL (cronología o timeline) se vuelve un caos. Llega el momento en el que no distingues un #FF objetivo y veráz, de aquellos que no lo son hasta llegar al punto de casi ignorarlos por completo.

Y bueno, no crean que a mi no me gusta el apapacho twitero! ¿A quién no? Me encanta recibir #FF y los agradezco siempre. También mando #FF ocasionalmente cuando creo interesantes o valiosas las aportaciones de quien recomiendo. Sin embargo debo decirles que no soy fan de esta costumbre. Apoyo la teoría de que los seguidores en Twitter se ganan a pulso, no solo con recomendaciones. Tus aportaciones y contenidos, serán determinantes para que a otros usuarios les interese conectarse contigo.

Algunas recomendaciones útiles al utilizar #FF

  • Se original e inventivo
  • Procura decir la razón de tu recomendación
  • Recomienda seguir a usuarios que realmente agregan valor a tu TL
  • Si envías #FF a varios usuarios a la vez, agrupalos por estilo o tema para que tu motivo de recomendación sea el mismo
  • No te lo tomes tan a pecho cuando no recibes #FF, estamos en Twitter para pasarla bien
  • Por favor… hazlo solos los viernes!

No desestimo o desapruebo el uso de #FF, pero te invito a que cuando lo hagas… sea por la razón correcta.


A %d blogueros les gusta esto: